¿Qué es un contrato?

By 27 julio, 2018Civil
Contrato firmado

¿Qué es un contrato?

Un contrato es un acuerdo legal manifestado en común entre dos o más personas con capacidad (partes del contrato), que se obligan en virtud del mismo, regulando sus relaciones a una determinada finalidad o cosa, y a cuyo cumplimiento, en suma, un acuerdo de voluntades que genera «derechos y obligaciones relativos»

Pero, además del acuerdo de voluntades, algunos contratos exigen, para su perfección, otros hechos o actos de alcance jurídico, tales como efectuar una determinada entrega, o exigen ser formalizados en documento especial, de modo que, en esos casos especiales, no basta con la sola voluntad.

¿Como se forma un contrato?

Acuerdo de voluntades
El contrato necesita de la manifestación inequívoca de la voluntad de las partes que conformarán el acto jurídico. El contrato entre presentes entrará en vigencia en el momento de la manifestación simultánea de la voluntad, mientras que el contrato entre ausentes solamente hasta que el último contratante haya dado su manifestación.

Oferta y aceptación
La oferta es una manifestación unilateral de voluntad, dirigida a otro.  La oferta es obligatoria, es decir, una vez emitida, el proponente no puede modificarla en el momento de la aceptación del sujeto interesado.
La aceptación de la oferta debe ser explícita, de modo que el otro contratante debe mostrar su consentimiento expreso o tácito, de manera que indique su inequívoca intención de aceptar la oferta y adherirse a las condiciones del oferente.

 

¿Cuáles son sus elementos?

Básicamente son aquellos requisitos que en casi todos los sistemas jurídicos exigen las leyes para alcanzar la eficacia del contrato: consentimiento, objeto y causa.

Consentimiento
Es la voluntad que, manifestada bajo el consentimiento, produce efectos en derecho. Será nulo el consentimiento viciado, por haber sido prestado por error, con violencia o intimidación, o dolor, o por sujeto ajeno al objeto del contrato.

Objeto
Pueden ser objeto de contrato todas las cosas que no estén fuera del comercio de los hombres, aún las cosas futuras. Pueden ser igualmente objeto todos los servicios que no sean contrarios a las leyes, a la moral, a las buenas costumbres o al orden público.

Causa
La causa es el motivo determinante que llevó a las partes a celebrar el contrato. El contrato debe tener causa y ésta ha de ser existente, verdadera y lícita.

Responsabilidad contractual

La responsabilidad contractual es aquella que nace del contrato  y requiere que la parte (sujeto) que la exige se halle ligada mediante un nexo contractual a la persona que la debe.

El contrato puede ser mal ejecutado o no ser ejecutado del todo. En estos casos, el acreedor tiene el derecho de acudir a las instancias judiciales, para obligar al deudor a satisfacer forzosamente el mismo o a ser indemnizado por daños y perjuicios. En ciertas obligaciones, ni siquiera la fuerza mayor exime del cumplimiento de la deuda, por ejemplo, en las obligaciones de entregar una suma de dinero.

“El contrato es ley entre las partes”

Anabella Riesa Costa
Abogada Asociada

Leave a Reply