ESCENARIO ACTUAL DE LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS PERSONAS JURÍDICAS

Tras la reforma del  Código penal operada por la Ley Orgánica  5/2010, se introdujo en España la responsabilidad penal directa de las personas jurídicas por las actuaciones delictivas cometidas en el seno de las mismas. Esta reforma legal, supuso el fin del tradicional principio de “societas delinquere non potest” que hasta el momento había regido en nuestro ordenamiento jurídico.

 

Así, esta reforma del Código penal,  venía a introducir la responsabilidad de la persona jurídica, siempre y cuando, el hecho delictivo del que derivase responsabilidad para la sociedad, hubiera sido cometido:

  • por representantes legales y administradores en nombre y beneficio de la persona jurídica, o
  • por trabajadores, sobre los que no se ha ejercido el debido control.

Asimismo, la reforma del Código penal operada por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, en vigor desde el día 1 de julio del 2015, modificó la anterior reforma del Código Penal introduciendo, entre otras, la figura de los programas de prevención de delitos como figura que puede llevar a la exención de la responsabilidad penal de la persona jurídica.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Descripción

Acepto que García Torregrosa Abogados y Asesores de empresa guarde mis datos para contestar el presente formulario.

Entre las principales novedades que la Ley 1/2015 introdujo, cabe destacar

  • Confirma la obligación legal de las empresas de cualquier dimensión, de implantar modelos eficaces de prevención de delitos, siempre y cuando la sociedad desee estar exenta de responsabilidad penal.
  • Enumera los requisitos que deben reunir dichos modelos de prevención delictiva en el seno de la organización.
  • Atribuye a los modelos de prevención que se hayan implantado correcta y eficazmente en la sociedad, la naturaleza de eximente de responsabilidad penal para las mismas.
  • Otorga a los modelos de prevención incompletos o que no se hayan implantado correcta y eficazmente en la sociedad, la cualidad de atenuante de la responsabilidad penal para la persona jurídica.

CONSECUENCIAS JURÍDICAS QUE SE DERIVAN  DE  LA RESPONSABILIDAD PENAL PARA LA EMPRESA

Multa por cuotas o proporcional

Disolución de la persona jurídica

Inhabilitación para obtener subvenciones, ayudas públicas, incentivos fiscales…

Clausura de locales y establecimientos

Prohibición de realizar actividades en cuyo ámbito se haya cometido, favorecido o encubierto el delito

Suspensión de sus actividades

Intevención judicial para asegurar los derechos de trabajadores y acreedores

REQUISITOS PARA QUE LA EMPRESA QUEDE EXENTA DE RESPONSABILIDAD PENAL

  • Que el órgano de administración haya adoptado y ejecutado, antes de la comisión del delito, un modelo de organización y gestión para la prevención de delitos: “Compliance Program”.

 

  • Que se encomiende la supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención delictiva a un órgano de la persona jurídica con poderes autónomos de iniciativa y de control: “Órgano de Control”.

 

  • Que los autores individuales hayan cometido el delito eludiendo fraudulentamente el programa de cumplimiento.

 

  • Que no se haya producido una omisión o un ejercicio insuficiente de las funciones de supervisión, vigilancia y control por el órgano encargado.

BENEFICIOS QUE APORTA UN MODELO DE ORGANIZACIÓN Y GESTIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE DELITOS (COMPLIANCE)

Eximente y atenuante de responsabilidad penal para la persona jurídica

 Ahorro de costes a largo plazo

Concienciación del personal y directivos

Mejora del entorno de control

Mejora en los procesos de toma de decisiones

Cortafuegos de conductas ilegales de empleados y directivos

Validez como prueba independiente en Juicio

Mejora de la imagen de responsabilidad social corporativa

Ventaja competitiva

Revisión por un tercero independiente